Biografía de Rita Montaner, fue una artista cubana, que marcó pauta en la interpretación de melodías afrocubanas, así como en el teatro, la radio, el cine y la televisión, alcanzando notable éxito nacional e internacional y siendo considerada una de las más grandes artistas cubanas de todos los tiempos. Versátil mujer que se destacó como cantante de arte Lirico,Tango-Congo, pregones desde «Mama Inés», «El Manisero», «Siboney», «Noche Azul. Incursionó en el cine cubano y trabajó en películas mexicanas, particularmente en el género del llamado Cine de Rumberas.

Este libro es, sobre todo, un homenaje a todos los rumberos cubanos que en distintas épocas han contribuido a engrandecer el género. Hay que sentir verdadera pasión por la rumba para escribir un libro como este, a ritmo de tambor bailan los recuerdos a través de testimonios de primera mano recogidos durante más de cincuenta años a personajes de la talla de Mañungo, el Rafael Ortiz del 1,2,3... la conga más famosa del mundo, a Tío Tom porque a esta fiesta de caramelos si pueden ir los bombones o a Petrona, orgullosa de haber nacido en la Timba, la hermana de Chano Pozo, bebe de la fuente original y nos brinda un valioso documental para saciar nuestra insaciable sed por la música cubana.

Aquí están reunidos sesenta y seis retratos de nuestros dioses terrenales: los músicos de Cuba. Esos que andan en nuestra memoria, en nuestra piel y en la niebla de nuestra identidad. Son los rostros que conforman nuestro ADN sonoro. Estos «Kabiosiles», son saludos desde lo más profundo del corazón. Vicentico, Benny Moré, Rita, La Lupe, Bola de Nieve, Celia Cruz, Machín, Arsenio Rodríguez, son algunos nombres en ese mapa de lo que somos. Porque, como escribió el poeta Ramón Fernández-Larrea, el autor de este libro: «Bajo la noche catalana, en las calles de melancolía de París, en viejos pueblos volcánicos de Canarias tengo una luz. De esa luz baja una lluvia como un son espléndido como la vida, con guiños de mujer y olores que me mecen, y el alma se divierte y se expande, y es la única razón que nos une y nos abraza a todos por igual. A tristes y serenos, a poetas y amargados, a viudos y cumbancheros, a cercanos y lejanos. Los que siempre nos encontraremos en el único mar de nuestros sueños reales».

La extraña dolencia que consume a la bella cubana Catalina Lasa perturba la tranquilidad y el sueño del doctor Domínguez Roldán. Entre los últimos médicos, llamados a la cabecera de la enferma en su casa de París, acude Roldán sin dilaciones, intrigado por la rareza del padecimiento que la aqueja y por el halo de leyendas que reviste la existencia apasionante, escandalosa y trágica de esta mujer adelantada a su tiempo. Pero los desvelos y el tesón científico del galeno fracasarán en su intento por descubrir y detener el mal e impugnar el mito que atribuye a hechizos y brujería el quebranto físico y la inevitable muerte de la otrora espléndida dama. Se enfrenta entonces, tras el triste deceso, a un nuevo dilema, inesperado y no menos inquietante.Al recrear con profusión de imágenes y apuntes descriptivos los contextos históricos, sociopolíticos y culturales de la Cuba de las luchas independentistas y de la Francia de entreguerras; los ambientes familiares, las costumbres, el hablar y el gracejo de la época, el autor logra una visión plena y fluida del escenario en que vivieron los protagonistas de esta fascinante historia, estampada por un enigma que permanece impenetrable en nuestros días

Como en un viejo filme la lectura de este libro nos traslada a la época dorada del boxeo. Kid Chocolate apareció en las marquesinas del Madison Square Garden, el llamado templo del boxeo profesional, con veinte años. Y en su piel de ébano se reflejaron las luces de ese monumental estadio cuando un día conquistó para Cuba el primer cinturón de oro. En ese momento la leyenda del negrito del Cerro, limpiabotas, comenzó a escribirse en la populosa ciudad de Nueva York, meca del deporte de los puños del orbe. Esta es una nueva edición ilustrada, ampliada y corregida que convertirá a los lectores en aficionados, conocerán la vida del boxeador cubano más grande de todos los tiempos. «Kid Chocolate: El boxeo soy yo» mantiene al lector hechizado desde sus primeras páginas. Es una investigación bien documentada e imprescindible para entender la historia del mundo del boxeo. Con anécdotas, recortes de prensa, fotos y la última entrevista que el Choco realizó para este libro, los autores nos llevan desde los inicios del niño vendedor de periódicos al «Rey negro» que llegó alternar en New York con Cag Calloway, Duke Ellington, Louis Armstrong, Carlos Gardel, entre otros; al declive del que está considerado entre los diez mejores peso pluma de todos los tiempos, incluido en el Salón de la Fama del Boxeo en 1959, doble campeón mundial que no pudo derrotar los excesos de la vida. El cuerpo a cuerpo con los autores del libro, está al comenzar. La voz del Chócolo los llevará a la época del esplendor del doble titular del orbe; los sentará junto a Pincho, Canzoneri y Jack Berg; les contará del amor, de la amistad, de las alegrías y tristeza. Y… ¡A pelear! Ha sonado la campana

Entre los 10 libros más vendidos en Cuba en el 2017.Historia de la santería cubana, no es un libro más de los muchos que, desde la década de los 90, se han publicado en Cuba y el resto del mundo sobre el tema. Se trata de un estudio que aborda las formas tradicionales de la santería con las variantes asumidas en la sociedad cubana desde su introducción en la isla hasta nuestros días. Aplicando el análisis que vincula aspectos de diferentes disciplinas como la antropología y la sociología, el autor reflexiona en temas como la instauración del imperio yoruba, el proceso ritual de iniciación personal, el código ético e identitario de la Regla de Ocha, definición de Oricha, orígenes del sistema oracular del Ifa, entre otros, para ofrecernos en estos diez ensayos, una variedad de puntos de vista sobre un fenómeno tan consustancial a la idiosincrasia cubana como son las tradiciones afro-religiosas

La muerte no siempre llega tan plácida y dignamente como nos gustaría. Tanto para las personas comunes y corrientes como para aquellos elegidos que han llevado una vida relevante: guerreros, políticos, dictadores, científicos, artistas, músicos, la muerte es siempre un evento digno de atención. Y cuando la miramos de cerca a veces encontramos circunstancias extrañas, sospechosas, sin explicaciones claras y definidas, no concordantes o anómalas, en dos palabras, muertes oscuras. El autor no intenta un estudio puramente paleopatográfico, esa especialidad forense relativamente nueva que investiga in situ, y con tecnología de avanzada, osamentas, momias y tumbas con el fin de diagnosticar, como se haría en un hospital ultramoderno, las más recónditas enfermedades y causas de muerte de los finados que yacen bajo los microscopios y aparatos de resonancia magnética. Sus expectativas son mucho más modestas, pero se alimentan del mismo entusiasmo por ir un poco más lejos en el diagnóstico, la clave médica por excelencia, y así ofrecer una nueva visión de ciertos eventos terminales, por ahondar e investigar más allá de la muerte, por encontrar un detalle o una posible explicación que se ha pasado por alto anteriormente o que pueda tentar a un investigador en ciernes a una pesquisa histórica más detallada.

Stefan Zweig (Viena 1881-Petrópolis, Brasil, 1942) fue un escritor, biógrafo y activista social austríaco de la primera mitad del siglo XX Sus obras estuvieron entre las primeras que protestaron contra la intervención de Alemania en la segunda guerra mundial y fue muy popular entre 1920 y 1930. Escribió novelas, relatos y biografías. De estas últimas, son particularmente conocidas las de María Estuardo y la de Fouché, una obra mitad biografía y mitad novela histórica muy interesante sobre un personaje que nadie ha podido definir mejor ni antes ni después. Otra de sus biografías, la dedicada a María Antonieta, la fue adaptada al cine en Hollywood. Tras su suicidio en 1942, su obra fue perdiendo fama progresivamente. Este libro es la particular visión de Zweig acerca de la vida del influyente político francés Joseph Fouché, que desempeñó un papel importante en la Francia de finales del siglo XVIII y principios del XIX, es decir, en el convulso periodo que media entre la revolución francesa y el imperio napoleónico, y la vuelta a la monarquía por la que el estado francés pasó durante esos años.Stefan Zweig hace uso de abundantes recursos del lenguaje, creando un texto vivo y de intenso dramatismo. Además, refleja inevitablemente su erudición y conocimiento tanto de la época como de la propia naturaleza humana. La obra trasciende así a la propia época y personajes que retrata, siendo un perfecto ejemplo de la maldad, la ingratitud y la mezquindad que caracterizan a los seres humanos. Fouché fue un poder en la sombra que sobrevivió a figuras como Robespierre o el propio Napoleón, ya que, como cuenta Zweig en este libro, ambos desearon su muerte pero por distintas circunstancias no pudieron acabar con él. Fouché no tuvo inconveniente para cambiar de opinión y defender causas opuestas y contradictorias. Al retratar a este francés hace un retrato de la época de El Terror (la revolución de Robespierre), del posterior periodo imperial –la época de, en palabras de Zweig, el monomaniático Napoleón), y el fin de éste con la vuelta a la monarquía (gracias a las gestiones de Fouché). Esboza a la vez la figura de otros personajes importantes e influyentes de la época, empezando por los Robespierre, Murat, Danton, etc., pasando por Barras y los de su cuerda, y alcanzando al propio Napoleón.