Miguelito cover.jpg

Voz de los barrios timberos, del solar donde cada día agonizaba la esperanza de hombres y mujeres sin un mejor futuro. Allí, entre aquellos negros y mestizos, creció Miguelito Valdés y empezó a amar el sonido del tambor que ya por siempre lo acompañaría para convertirlo luego en figura estelar de nuestra música. Ceñida, principalmente, al aspecto musical, la escritora y editora Dulce María Sotolongo ha reunido en este volumen una valiosa investigación acerca del artista. El libro no es solo un acercamiento a Mr. Babalú, llamado así por su personalísima interpretación de la pieza de Margarita Lecuona, sino que incorpora una interesante información del panorama musical cubano relacionada con la época en que Miguelito Valdés desarrolló su carrera. Aquí va encontrar el lector un análisis de la conga, un ritmo que ha sido poco estudiado y ubica a Miguelito y su accionar en el desarrollo de este ritmo tan cubano. La autora también le rinde un homenaje a todos los músicos que llevan con dignidad el apellido Valdés, se explica la relación que hay entre ellos y su importancia para la música cubana. La amistad entre Chano Pozo y Miguelito Valdés es un ejemplo para los que luchan por la reivindicación de los afrodescendientes en cualquier parte del Mundo.

Descubre nuestro catálogo
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
NOVEDADES
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Icono social Instagram
1400_edited.jpg

Un libro que una vez comienzas a leer te atrapa hasta el final: veracidad histórica. Biografía de Rita Montaner, La Única (Guanabacoa, 20 de agosto de 1900-La Habana, fue una artista cubana, que marcó pauta en la interpretación de melodías afrocubanas, así como en el teatro, la radio, el cine y la televisión, alcanzando notable éxito nacional e internacional y siendo considerada una de las más grandes artistas cubanas de todos los tiempos. Versátil mujer que se destacó como cantante de arte Lirico,Tango-Congo, pregones desde «Mama Inés», «El Manisero», «Siboney», «Noche Azul. Incursionó en el cine cubano y trabajó en películas mexicanas, particularmente en el género del llamado Cine de Rumberas. El libro es rico en información, fotos, documentos, programas y otros materiales investigativos que nos entrega la personalidad artística relevante y compleja de la Montaner, así como la trama cultural y social en que se desarrollo su vida. Testimonio de una vida y testimonio de una época que convierten a este trabajo investigativo, además de los premios obtenidos, en un libro de consulta

cover_edited.jpg

Sin dudas, mucho se ha contado sobre la rumba, sin embargo, la presencia de la mujer rumbera aún está por escribir. Por vez primera, el devenir de estas mujeres se aborda a través de una perspectiva musicológica, sociocultural y de género. Con este libro la autora intenta abrir una nueva página dentro del relato histórico de la rumba cubana.Entre guajacos y sopones las mujeres se atrevieron a contar su existencia a ritmo de rumba, de celebraciones en esos barrios con olor a río y sabor a puerto. Ellas fueron verdaderas guerreras que rodeadas por sus descendientes inculcaron amor por la tradición. Con la fuerza de una sacudida de hombros evitando el «vacunao», así hemos querido alejar el polvo y el olvido de autoras que hicieron, de la rumba matancera, una historia increíble.Que canten las mujeres es el canto que da inspiración al presente libro, era ese el llamado urgente que realizara Estanislá Luna en su canto, un llamado a la participación de la figura femenina, en el pleno derecho de expresarse y ser escuchada. Rumberas matanceras: Un canto a la memoria es un homenaje a todas aquellas que se atrevieron a contar su historia a golpe de rumba, que hilvanaron sus tristezas y alegrías, que unieron sus voces y vidas en las celebraciones al calor de sus humildes hogares, a aquellas que inculcaron el amor por la tradición. Es un homenaje a las que cantan hoy y a quienes lo harán mañana, a las que se aferran a la vida con la convicción de proyectar una realidad más justa, a las que se atreven a desafiar con toques de batá la mirada juiciosa de quien se empeñe en limitar la capacidad creativa y creadora, ese binomio ideal que distingue el quehacer constante de las rumberas matanceras.

Suscríbete a nuestro sitio